Consultoría
informática

Nuestro servicio de consultoría tiene como objetivo que su empresa llegue al producto final -ya sea este un producto o un servicio- de la forma más fácil, rápida, eficiente, ordenada, controlable y confiable posible. Todo esto, no solo sin comprometer la calidad del resultado final, sino probablemente, mejorándola.

Nuestras soluciones permiten a los diferentes actores, en cada uno de los diferentes sectores de su empresa, trabajar de forma colectiva asegurando el éxito de sus tareas, mejorando sus tiempos de respuesta, simplificando los procesos y contribuyendo a la mejora del desempeño de su empresa en general.

El resultado de nuestra consultoría es la elaboración de una propuesta de sistematización y/o mejora de las actividades de su empresa a nivel de procesos, sistemas informáticos, hardware, equipos especiales, y arquitectura de redes.

Fondo

Resultados de una buena consultoría

  • Óptima utilización de los recursos disponibles
  • Infraestructura adecuada de equipos de hardware y redes informáticas
  • Reducción de la posibilidad de errores por parte de los empleados en cada fase de un proceso
  • Control en tiempo real del estado en el que se encuentra cada proceso
  • Radiografía general de la situación de la empresa por medio de reportes y estadísticas
  • Identificación de cuellos de botella
  • Toma de decisiones informada en base a datos reales y comprobables

Organización y sistematización

Tipos de usuarios y roles.

Identificamos los distintos roles existentes en su empresa y les asignamos un tipo de usuario. Cada persona ingresa al sistema con su nombre y contraseña, donde se le presentan los diferentes menúes y elementos de interfaz que brindan soporte a todas las tareas que debe realizar en base a su tipo de usuario.

Automatización de tareas.

Identificamos aquellas tareas que se realizan con mayor frecuencia y brindamos especial soporte a las mismas de manera a agilizar los tiempos, disminuir o impedir la posibilidad de cometer errores y evitar repeticiones innecesarias. Los usuarios deben concentrarse en el problema en sí en vez de preocuparse por cómo realizar una tarea.

Auditoría de procesos.

Se registran todas las acciones realizadas con su fecha, hora y los detalles de la acción. Esto permite tener conocimiento en todo momento de quién o quiénes son los usuarios responsables de una acción determinada, modificaciones realizadas o un error en un proceso. Esto constituye una garantía de seguridad para su empresa y además permite retrotraer la acción en caso de ser necesario.

Monitoreo diario.

En todo momento se puede obtener una radiografía del estado actual de la empresa. Se puede ver el estado de los pedidos, el inventario, el avance de proyectos, el estado de un trabajo, las asignaciones a cada usuario, la ubicación de empleados/vendedores, y un largo etc...

Estadísticas y reportes periódicos.

Periódicamente se pueden generar reportes con estadísticas y datos del negocio. Cantidad de acciones realizadas en total, por usuario, por tipo, por acción, cuánto tiempo llevó algún proceso en total o cada una de las etapas. Todo configurable por rango de fecha y todas las combinaciones posibles de lo anterior entre sí. Esto es fundamental para tener un control real, analizar y entender el desempeño de su empresa. En base a esto se pueden identificar cuellos de botella, tomar decisiones informadas e implementar nuevas políticas.

Infraestructura de hardware y software.

Identificando correctamente las necesidades y prestaciones buscadas, así como el tamaño de la operación y personas involucradas, no debería haber ninguna complicación en la instalación y mantenimiento de equipos de hardware y software que soporten toda la operación de su empresa. Esto lo realizamos sin que el proceso se convierta en un dolor de cabeza y una preocupación adicional.